miércoles, 20 de octubre de 2010

OPERACIÓN MIKADO


BlogsPeru.comHoteles

CUANDO LOS INGLESES PLANEARON ATACAR EL SUR ARGENTINO

Posiblemente sea el último secreto de la guerra de las Malvinas y su relato ayude a hilvanar las suposiciones que se hicieron en la Argentina cuando un helicóptero británico "Sea King" apareció quemado en las cercanías de Punta Arenas, generándole a Chile una de sus más delicadas crisis con Argentina.

Su impecable reconstrucción es obra de Nigel West, el escritor británico que publicó las operaciones especiales del conflicto angloargentino, que serializó el dominical The Sunday Times. Todo comenzó en los cuarteles del SAS (las fuerzas especiales británicas) en Hereford, en las cercanías de las colinas de Malvern. El sargento Bake V. era posiblemente uno de los más corajudos de su unidad y pidió una entrevista con el mayor John Moss para una conversación franca. Lo habían puesto a cargo de evaluar los riesgos de la Operacion Mikado, un acto suicida para su grupo en pleno conflicto angloargentino. En Hereford y por el rol de los comandos, las jerarquías se diluyen y vale la habilidad y la experiencia. Para el sargento, Mikado era una acción mal concebida y que enviaba al sacrificio al escuadrón B y exigió que se suspendiera. El mayor estaba anonadado porque también compartía las mismas reservas que el sargento. Creían que no debía hacerla el SAS y que desacreditaría a su regimiento.


Matar y morir

En mayo de 1982, la guerra en las Malvinas había comenzado y los pilotos navales argentinos habían usado los misiles franceses Exocet en sus aviones Super Etendart contra el destructor británico "Sheffield" después del hundimiento del crucero "General Belgrano". El efecto fue devastador y los 20 muertos shockearon a Gran Bretaña.

La inteligencia británica descubrió que había más Exocet que podrían ser lanzados por los argentinos. Si le pegaban al Hermes o al Invencible, buques madres de su flota, los resultados podrían ser catastróficos. El gabinete de guerra de Margaret Thatcher decidió que los misiles debían ser descubiertos y destruidos. La misión recayó en 65 hombres del Escuadrón B del SAS en una operación secreta que bautizaron Mikado. Debían volar hasta la base naval de Río Grande, en Tierra del Fuego, donde estaban los misiles. Aterrizar en dos Hércules C-130, destruir los misiles, los aviones Super Etendart, matar a los pilotos y refugiarse en Chile, "territorio neutral" con la excusa de un desperfecto técnico. Reagan le advirtió a Thatcher que esta clase de operaciones forzaría la intervención de otros países latinoamericanos en la guerra como Perú y Venezuela. Una operación en el continente crecía en la mente del gabinete de guerra de la Dama de Hierro.

Primer reconocimiento

Como primer paso, el capitán del SAS Andrew H. viajó hacia Chile bajo la cobertura diplomática de asistente del agregado militar. Su trabajo era reconocer las rutas, la frontera y planear cómo se abastecerían. El comando pretendía infiltrar un grupo desde Chile para dar una alerta temprana e informar al SAS cuando los Super Etendart despegaban de la base de Río Negro. Pero luego se descubrió que los aviones Harriet británicos no alcanzarían a los aviones argentinos antes de que lanzaran su misil Exocet. Después de analizar todas las opciones, se pensó que una operación estilo Entebbe (montada por los israelíes para liberar a rehenes en Uganda) era la ideal.

El escuadrón empezó a entrenar en las montañas de Escocia. El general Peter de la Biliere, jefe del SAS, pensaba mandar un helicóptero de avanzada al territorio argentino para el reconocimiento del objetivo, la ubicación de los aviones y del combustible. Pensaban que los Hércules británicos serían detectados 30 millas antes por el radar y recibirían una bienvenida de misiles antiaéreos. Por eso preferían la noche para actuar y aterrizar. Divididos en dos grupos de 15, el proyecto era destruir los aviones, identificar los oficiales y matarlos uno a uno. Si los aviones sobrevivían al aterrizaje y al ataque, escaparían por aire y si no, hacia Chile por la tierra helada y húmeda, un terreno donde los comandos británicos se sienten más que cómodos y se vuelven imbatibles.

http://www.youtube.com/watch?v=u3hWqEVFhz0

Misión abortada

Las fotos satelitales de los norteamericanos mostraban una estancia cercana a la base, la de Sara Braun. Uno de los comandos dijo que había que matar a todos sus moradores. El 17 de mayo de 1982 partió desde el portaaviones "Invencible" un helicóptero inglés con tres comandos del SAS. Armados, con equipos de comunicación satelital, el grupo se dirigía hacia Río Grande cuando el radar mostró a 20 kilómetros del objetivo que habían sido detectados. Con mirada agonizante, el capitan L. consideró "la misión comprometida". Se miraron entre todos angustiados y decidieron avanzar hacia el oeste, rumbo a Chile, en dirección a Punta Arenas. "Mision abortada" transmiten por el equipo y abandonan el helicóptero.

El Ministerio de Defensa británico dice oficialmente que se trató de un aterrizaje de emergencia. Pero el mundo sabe que las fuerzas especiales británicas están operando en el continente argentino o tratando de hacerlo. Los pilotos del SAS parten en ropas civiles en un vuelo de línea de Santiago a Londres. Más tarde hubo otro intento para llevar adelante la Operación Mikado. Pero 8 comandos del escuadron D murieron cuando un helicóptero se cayó al mar al trasladar a integrantes del SAS de un barco al otro en el Atlántico Sur pocas semanas después del primer fracaso. La señal que llegó desde los cuarteles de Hereford fue terminante: la misión suicida de la guerra se pospone.

La certeza de Zaratiegui

Pero el vicealmirante Horacio Zaratiegui, a cargo de la zona Austral en Tierra del Fuego, siempre tuvo sospechas de las intenciones británicas. Por algo lo habían entrenado los propios ingleses en su Escuela de Inteligencia en Gran Bretaña. Obsesionado con un posible ataque chileno, el oficial creía que había un alianza silenciosa entre Chile y el Reino Unido que le permitiría a los chilenos avanzar desde el oeste en recuerdo del diferendo del Beagle. En 1983 el ex comandante de la zona austral relató lo siguiente: "Nuestros radares observaron que el helicóptero se desplazaba desde el territorio chileno hacia la Argentina. Cruzó la frontera, luego quedó suspendido en el aire por unos minutos y desapareció del radar, clara señal de que había descendido. Volvió a aparecer a los 5 minutos en las cercanías de la planta de combustible y a 5 kilómetros de la estancia de Sara Braun, al sur de Río Grande y casi sobre el mar. Todo esto sucedió la noche antes que se descubriera al `Sea King' incendiado en las cercanías de Punta Arenas.

Zaratiegui estaba convencido que el helicóptero británico regresaba de una misión de reconocimiento, con un grupo de comandos que intentaba volar la planta de combustibles de la Bahía de San Sebastián, en Tierra del Fuego. La planta abastecía de nafta especializada JP1 a los 5 aviones Super Etendart franceses, a los 6 aviones israelíes Dagger y a los viejos Neptune de reconocimiento que actuaban contra la flota británica. El helicóptero inglés apareció en las pantallas de los únicos 3 radares de la isla de Tierra del Fuego con capacidad de interceptar señales. El primero en avistarlo fue el cabo operador del buque destructor "Bouchard", que estaba fondeado en la bahía Esperanza. Sin usar el lenguaje cifrado, se lo comunicó a su colega del destructor Piedrabuena que estaba más al norte. También lo detectó el radar de la base aeronaval y diagosticaron que se desplazaba a 90 nudos de velocidad y rumbo 090, con dirección al este. Al día siguiente, seis helicópteros argentinos e infantes de marina se desplazaron por la isla en busca de sus rastros. No encontraron nada. Pero por precaución y a la espera de un ataque, la base de Río Grande había sido minada y se había alistado una compañía de infantes de marina para defenderla.

La aviación naval argentina comenzó la guerra con 5 aviones Super Etendart y la finalizó con ellos en perfectas condiciones. Estaban pendientes del envío de Francia otros 9 Super Etendart "que no llegaron durante el conflicto por las presiones británicas, aunque sí lo hicieron sus técnicos" y 25 misiles Exocet. La entrega tardía era inevitable: en la lista de compradores estaba antes Irak, que seguía su guerra contra Irán.

http://edant.clarin.com/diario/96/03/31/mikado.html

http://www.lu17.com/a/2009/6/1/f305d924-4ea8-11de-a1a1-0013203d3072/excombatientes_de_malvinas_denunciaron_at_12438603

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO YAHUACHI


domingo, 17 de octubre de 2010

VOTO ELECTRÓNICO EN PERÚ.








A la luz de las dos semanas de retraso que han pasado sin que hasta ahora se difundan resultados finales de la elección a la alcaldía de Lima, muchos se preguntan: ¿es posible implementar el voto electrónico en la ya cercana segunda vuelta de las elecciones regionales o en las presidenciales de abril del 2011? La respuesta es no, salvo alguna experiencia piloto. Con suerte una parte del país podría votar de esta forma en las municipales del 2014. Y quizá haya un avance mayor en las presidenciales del 2016. Lo más seguro es que tendrían que pasar algunos años más para que ya el 100% de los electores peruanos vote tocando los botones o la pantalla de una máquina.

El voto electrónico está aprobado por ley desde el 2005 y señala que la ONPE deberá encargarse de la implementación progresiva y gradual del voto electrónico. Faltaba reglamentar la ley y eso se hizo posible esta semana: el Pleno del Congreso aprobó que la ONPE establezca los procedimientos para hacerlo realidad. La bancada aprista se oponía, pero fue derrotada. Ahora la entidad electoral tiene 60 días para hacer un reglamento. “Con el marco legal ya hay un panorama serio para planificar la parte tecnológica, la capacitación, la logística, la difusión. Incluso la selección del lugar en el que se empezará a trabajar el sistema”, dice Ricardo Saavedra, ingeniero de proyectos informáticos de la ONPE.

¿Cuáles son los beneficios del voto electrónico?

En principio el escrutinio en el centro de votación tomaría unas dos horas menos que el tiempo del sistema manual. Además no se gastaría o se gastaría menos- en impresión de actas, cédulas de votación, credenciales de miembros de mesa, impresión de carteles con los símbolos de los candidatos para las cabinas, bolsas, lapiceros, stickers y todo el material que hay en un centro de votación. También se podrían reducir las actuales 90 mil mesas a 30 mil. Con ello el número de personas a capacitar, unas 540 mil, también se reduce a la tercera parte. Y además puede haber una segunda vuelta sin tener que reimprimir nuevo material. Un gran ahorro. Según Saavedra, se trata de un sistema rápido, seguro y fácil.

“No obstante demorará que todos los peruanos lo hagan suyo, porque pasar del papel a la máquina es un cambio de paradigma”, dice. Recuerda que Brasil empezó con el voto electrónico en 1985 y una década después recién logró la cobertura al 100%. La ONPE ha desarrollado un software y un hardware propio y ya tiene el prototipo de las máquinas a usar. Deberán empezar con experiencias piloto en jurisdicciones menores para ir avanzando a otras mayores, hasta lograr la cobertura nacional. Como dice la ley: gradual y progresivo. Una de las objeciones –que la bancada aprista esgrimió durante el debate en el Congreso– es la presunta dificultad del sistema para ser entendido por los electores y los niveles de seguridad que brinda. Sobre el primer punto, Teresa Watanabe, gerenta de Información y Educación Electoral de la ONPE, señala que, de acuerdo con los focus groups que hicieron, los electores están en condición de familiarizarse con este sistema. “No se necesita saber de computación para votar, e incluso los pasos a seguir son más cortos que los exigidos por el sistema manual. La experiencia es más o menos como cuando uno va a un cajero a retirar dinero. Respecto a los niveles de seguridad de este voto y la posibilidad de adulterarlo, el sistema de la ONPE funciona como un circuito cerrado. Es decir, nadie puede acceder desde fuera o a través de una computadora –como podría hacerlo un hacker– porque no se trata de un sistema online.

¿CÓMO LO HACEN?

El tipo de voto que implementaría el Perú tendría los siguientes pasos:

1) El elector llega a la mesa, que es un equipo electrónico.

2) El presidente de mesa introduce una tarjeta y aparece una pantalla en el equipo.

3) El elector coloca su DNI, la máquina lee el código de barras y aparecen sus datos.

4) El presidente verifica los datos y activa la tarjeta para que el elector acuda a una cabina de votación.

5) En la cabina el elector inserta la tarjeta y aparece la cédula de votación en una pantalla con foto y número de los candidatos.

6) El elector toca la foto o el número y estos se marcan con un aspa.

7) Puede también retroceder y corregir su voto y optar por otro candidato.

8) Marca la opción de confirmar y queda marcado el voto y se entrega una constancia a través de una ranura.

9) Regresa a la mesa con la constancia, le dan un sticker para cerrarla y la deposita en la ánfora.

10) Introduce el dedo en la tinta indeleble, le dan su DNI y se va. No se firma padrón y no se pone huella. Y el conteo automático que realizan las máquinas puede contrastarse con el conteo de los votos depositados en las ánforas.

En el Perú, la ONPE viene trabajando en el proyecto desde hace varios años y tiene un prototipo armado para el voto electrónico presencial. “Es software y hardware trabajados con la Universidad Católica y la Universidad San Marcos. Es tecnología peruana y es 100% auditable”, explica el ingeniero Ricardo Saavedra, de la ONPE. Esta última parte es importante porque en Paraguay se intentó aplicar el voto electrónico con tecnología brasileña pero no se podía auditar al 100% porque no tenían las patentes. Así que tuvo que desmontarse el proyecto. Algo similar pasa en Estados Unidos, donde los sistemas de voto se contratan por los Estados a empresas privadas y hay problemas al auditar porque muchos de los operadores no entregan el código fuente de la solución que venden.

En Latinoamérica el país que mejor ha implementado este sistema es Brasil. Empezó a aplicarse en 1985 y ahora alcanza el 100% de su extenso territorio. Ellos usan la llamada “urna electrónica”, que tiene un monitor no sensible al tacto, con un juego de botones numéricos en el lado derecho. Cada candidato tiene un número asignado. Los electores marcan ese número y en la pantalla aparece la fotografía y el símbolo de quien han elegido. Le dan ‘confirmar’ y su voto queda marcado. En las últimas elecciones, casi 100 millones de personas votaron y los resultados se conocieron en tres horas. Nadie desconfía. Incluso los analfabetos tienen menos problemas con este sistema que con el sistema manual.

DESVENTAJAS DEL VOTO ELECTRÓNICO (PARTE 1)

http://www.youtube.com/watch

?v=7iAgXT8lh10&feature=related


COMO HACER UN FRAUDE ELECTORAL ELECTRÓNICO

http://www.youtube.com/watch?v=4IfSVQK7Jvo&feature=related

El país en el que sí ha habido suspicacias es Venezuela, donde el voto electrónico funciona desde hace una década. Ahí el Consejo Nacional Electoral fue acusado de hacer fraude a favor de Hugo Chávez. Este tema fue esgrimido por la bancada aprista en el Congreso, pero se olvidaron de un detalle: la voluntad de las propias autoridades electorales –controladas por Chávez– para beneficiar a un candidato. En el Perú los niveles de transparencia son mayores. Un país que ha trabajado el tema del voto electrónico con niveles de excelencia es la India, donde 700 millones de personas votan sin que los resultados demoren más de tres días. ¿Cuánto costaría tener el sistema implementado? Se necesitaría 120 mil máquinas. Y la cobertura avanzará de manera gradual. Ahora solo queda trabajar para que esta iniciativa no quede trunca, sobre todo por los problemas que tiene el sistema manual con sus cédulas, planillones y conteo lento. Como dice el ex jefe de la ONPE Fernando Tuesta, ”pensar que no se puede aplicar un sistema que cuente votos, en la era de las tecnologías, es insostenible”.

ONPE: CON VOTO ELECTRÓNICO RESULTADOS DE COMICIOS SE SABRÁN EN 3 HORAS

http://www.youtube.com/watch?v=fb12Vziv8iE

Al implementarse el voto electrónico a nivel nacional, podrá conocerse los resultados de un proceso electoral al 100 por ciento en las próximas 3 horas de cerradas las mesas sufragio, afirmó hoy el jefe del Área de Normativa y Regulación de Finanzas Partidarias de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Arturo Revoredo. .

"En un promedio de 3 a 4 horas los resultados al 100 por ciento ya serían conocidos", subrayó el funcionario.

Destacó que a partir de esta nueva práctica se dejarán de lado los sondeos a boca de urna y se lograría mayor eficiencia en el desarrollo del proceso electoral.

Desestimó, de otro lado, que esta moderna modalidad de sufragio solo sea utilizada por regímenes dictatoriales, y puso como ejemplo el caso de Brasil, Argentina y Paraguay.

Añadió que el voto electrónico diseñado por la ONPE es un sistema hecho exclusivamente para Perú, porque responde a sus características propias como país, y no como el voto brasileño.

HAGA CLICK EN "ONPE" Y

CONOZCA UN POCO MÁS DEL VOTO ELECTRÓNICO

Aclaró además que en caso de existir alguna observación sobre el sufragio, esta novedad de voto electrónico tendrá la opción de ser auditada manualmente, ya que al momento de emitir el voto, se imprimirá un voucher que se depositará en un ánfora.

"Ese voucher lo único que va a indicar es la organización política por la cual ha sufragado y no el nombre del elector. Luego de escrutar los votos en la máquina electrónica, se puede escrutar también en el ánfora, y tiene que haber una correspondencia entre ambos", manifestó.

Señaló además que se ha contemplado las correspondientes medidas de seguridad para evitar el ataque informático de un "hacker" al voto electrónico, porque la información viaja encriptada, lo cual dificulta que se modifique la información.

Mencionó que entre los objetivos de la ONPE está elaborar el reglamento y el plan de trabajo para la implementación del voto electrónico en algunas circunscripciones del Perú de manera parcial y progresiva.

Informó que en una primera etapa, la implementación de este mecanismo demandaría una inversión de cuatro millones de soles.

"Desde el punto de vista de los recursos humanos, el ahorro será considerable, toda vez que vigente este sistema no se tendrá que imprimir los formatos para la votación", manifestó en Radio San Borja.

http://www.larepublica.pe/archive/all/domingo/20101017/8/node/295432/todos/1558

http://www.rpp.com.pe/2010-10-17-onpe-con-voto-electronico-resultados-de-comicios-se-sabran-en-3-horas-noticia_303483.html

FRATERNALMENTE

LUIS ROMERO YAHUACHI