sábado, 4 de enero de 2014

Cómo ser un buen alcalde

BlogsPeru.com Hoteles


El Alcalde es el líder de un equipo llamado Concejo Municipal. Para la población es la cabeza más visible del equipo, antes y después de las elecciones y es, por lo tanto, quien tiene la mayor responsabilidad de realizar un buen gobierno.
Todo buen Alcalde debe ser un buen Gerente.
Gestionar una ciudad es una posición que difiere muy sensiblemente de gestionar una empresa. El objetivo empresarial de "siempre más" tiene que ser reconvertido en el objetivo municipal de "siempre mejor".
El gerente es el que dirige un equipo de trabajo para alcanzar las metas propuestas. El Alcalde debe ser un buen gerente. La cabeza o líder del equipo que forman el resto de miembros del Concejo Municipal, los funcionarios y los empleados municipales.

Confucio, el más prestigioso de los pensadores Chinos; hace muchos siglos atrás quizás uno de los más influyentes filósofos del mundo, en uno de sus pasajes de su libro “La gran ciencia” nos muestra la metodología para ser un buen Alcalde, un excelente Presidente o el íntegro Congresista, al mantener lo siguiente:
Cuando los antiguos funcionarios querían hacer pública en el imperio la luminosa virtud, ordenaban primero su Estado; cuando querían ordenar su Estado, arreglaban primero su casa; cuando querían arreglar su casa, perfeccionaban primero su propia persona; cuando querían perfeccionar su propia persona, hacían primero recto su corazón, cuando querían hacer recto su corazón, hacían primero veraces sus pensamientos; cuando querían hacer veraces sus pensamientos, complementaban primero su saber.

Alcalde Francis Allison 
-Magdalena del Mar-

Dr. Alfredo Zegarra
-Arequipa-

Juan Sotomayor
-Callao-



¿Quién sería un buen candidato? Deberíamos estar atentos a identificar a los candidatos que poseen atributos y cualidades: Cercanía con la gente y capacidad de comunicarse afectivamente, demostrable con una limpia trayectoria de servicio público y con la leal adhesión de un eficiente equipo de trabajo.
Propuestas programáticas viables y con financiamiento responsable y sustentable en el tiempo. No deberíamos desperdiciar nuestro interés en candidatos que no puedan demostrar ninguna capacidad de gestión edilicia. Quienes basen su campaña sólo en dádivas y tandas publicitarias tratando de parecer “buenas gentes” nunca serán capaces de resolver los problemas globales de la comuna ni las necesidades particulares de los ciudadanos.
Finalmente se debe tener debidamente conformado e integrado un equipo de ejecutivos, honestos y experimentados en el manejo de la administración pública, que compenetrados con su visión y proyección del trabajo municipal, lo acompañe, respalde y haya sinergias, constituyendo un equipo de gobierno, un hombre solo nada puede hacer; solo un equipo de trabajo arrojara buenos resultados, este equipo de gobierno tendrá que ampliarse o tener ramificaciones en todos los niveles de la administración e incluso tendrá que estar integrado por personas que aporten trabajo político, necesario y urgente en toda acción de gobierno municipal.

Un buen alcalde tiene que ser como un buen médico de familia, que tenga tiempo de auscultar su enfermo (su ciudad) antes de elaborar un diagnóstico, para no curar superficialmente pero sí, en profundidad, los orígenes de la enfermedad.
Un buen alcalde tiene que saber gestionar, ser un buen árbitro, ya que tendrá que tomar decisiones sobre "prioridades" en detrimento de opiniones adversas de conciudadanos. Ser fiel con las metas (proyectos) pero realista respecto a las formas de lograrlo, y que las inversiones no sean "obras de arte" sino inversiones prácticas.
La gente muchas veces actúa mansa como cordero, pero no es tonta y estoy seguro que muchos aprendieron la lección de la peor manera y no van a volver a cometer el mismo error, al menos así me lo hacen ver cada semana en los diferentes sectores en que nos reunimos para hablar, para tomarnos una gaseosa o un café  y también para compartir alegrías y tristezas, todos juntos, todos iguales, todos apretados y bajo el mismo techo, como siempre debe ser, porque todos somos iguales y todos merecemos respeto, salud, amor, esperanza y por sobre todo dignidad.

Para ser un buen gerente, el Alcalde debe reunir ciertas cualidades:

1.    Saber formar el equipo de trabajo, manteniendo a los buenos colaboradores y buscando a los más indicados.
2.    Saber dirigir al equipo en la búsqueda de las metas fijadas.
3.    Respetar la dignidad de las personas.
4.    Delegar en los colaboradores las responsabilidades y la capacidad de decidir.
5.    No debe tratar de hacerlo todo, comunicándose de forma permanente con los miembros del equipo.
6.    Ser accesible para sus colaboradores.
7.    Escuchar a los vecinos, especialmente a los líderes de las comunidades y de las organizaciones sociales.
8.    Estar abierto a las opciones ajenas y a las críticas.
9.    Demostrarles a los demás que sus sugerencias son valiosas.
10. Motivar a las personas, logrando que se sientan útiles, y que sus aportes sean importantes para alcanzar las metas.
11. Predicar con el ejemplo. No se le puede pedir a otra persona que haga lo que uno no quiere hacer
12. Establecer reglas claras y parejas para todos.
13. Evaluar el rendimiento de los colaboradores y reconocer el esfuerzo hecho.
14. Prevenir y detectar los conflictos, actuando de forma imparcial para encontrar soluciones justas.

En este escenario tan complejo en que nos cuesta tanto elegir al candidato que no nos frustre, creí necesario aportarles algunos criterios de selección que yo utilizo y que quizás les puedan servir para saber escoger con tino a sus futuras autoridades municipales. Estos serían los siguientes:

a) Criterio de suficiencia profesional. Nuestro futuro alcalde o concejal requiere poseer ciertas capacidades duras y blandas mínimas. Entre las duras: conocer la comuna, saber de cierta reglamentación básica comunal, conocer de gestión, saber hablar y escribir con corrección, etc; entre las blandas: saber escuchar, trabajar en equipo, empatía, algo de creatividad, etc.
b) Criterio de honorabilidad. No tener noticias que hayan sido un delincuente o que si bien no ha sido declarado reo, nosotros estimemos que debería estar preso. Que cumpla la palabra empeñada y que sea un hombre o una mujer equilibrada en sus valores y en su personalidad.


c) Criterio de independencia partidista. No significa que todo miembro de un partido no puede llegar a ser independiente para tomar decisiones públicas. Claro que puede. Lo que es exigible a éste es que jamás sobreponga los intereses de su partido a los de su comuna. Que no use los recursos de su comuna para difundir el ideario de su partido. Es cierto que los elegidos necesitan para gobernar gente que comparta su propuesta, pero en ningún caso deben llenar su municipalidad de militantes o de operadores políticos de su partido.
d) Criterio de independencia económica. Debemos desconfiar de los candidatos cuyas campañas son millonarias. Tengamos plena certeza que para vencer vendió su elección a algunos donantes y en el ejercicio de su cargo no será libre para decidir. Y si un alcalde o concejal no es libre para decidir sobre el bien común, entonces primarán los intereses de pocos por sobre los de la comunidad.
e) Criterio de dormitorio territorial. El alcalde o concejal debe vivir en la comuna que administra. De 9 a 18 horas no sirve ni basta. Se ve mal que una comuna para ser bien administrada necesite que venga alguien de otra comuna a mejorar su gestión. Y no es verdad que no tenga un buen vecino para que sea su alcalde o concejal, más bien son los partidos o bloques los que para equilibrar y mantener sus redes de poder, les envían candidatos desde las comunas en que usualmente duermen los líderes.
f) Criterio de renovación de rostros. Tiendo a apoyar la reelección una sola vez. Más de dos reelecciones inevitablemente sobrevienen las practicas y conductas corruptivas; la ausencia de ideas y proyectos reales para mejorar la comuna; la prepotencia y la soberbia de los reelegidos; la pérdida de equilibrio personal, etc. Espero que esta columna los ayude a escoger de mejor manera a sus futuras autoridades comunales. Continuaremos escribiendo sobre esta apasionante elección municipal.
 Azkuna el mejor alcalde del mundo

Consejos para ser un buen alcalde

1.         Culturízate, para ser un buen político, de cualquier índole, la educación es un punto crucial.
2.         Haz una especie de "declaración de principios", la cual será tu guía en cuanto a Ética y Moral, que no tiene por que ser publica.
3.         Ahora, según el cargo político que uses, tu camino a seguir debería ser algo como esto:
4.         Un buen alcalde debe ser una persona con visión de futuro, poner siempre por delante el bien de su comuna, debe comprender y estar totalmente informado de las realidades socioeconómicas de su gente, sus acciones no deben ser pensadas para ganar votos para la siguiente elección, sino que tiene que actuar para el bien de toda la comunidad.
5.         La política es una carrera 100% vocacional, si te metes en ella solo por dinero, lo mejor es que abandones lo antes posible.
6.         Si tienes pensado participar en una elección futura, no trates de ganar votos, los votos llegaran a ti solos si la gente esta conforme con tu accionar.
7.         Cuídate siempre de los corruptos, si tienes la oportunidad de denunciar a uno, no lo dudes y HAZLO!.
8.         Si eres uno de los corruptos lo mejor será abandonar lo antes posible.
9.         No compitas con tus pares (independientemente de su partido), trabaja junto a ellos; recuerda que "2 cabezas piensan mejor que 1".
10.      Cuando la sombra de la corrupción te aceche, recuerda por que estas en la política, recuerda que tienes un sueldo muy superior al promedio del país, que debes cuidar, recuerda que si te vez manchado por la corrupción, esa mancha se extenderá a tu familia.

Advertencia
El político corrupto no tiene futuro, si bien al principio parecerá fácil salirte con la tuya, mas temprano que tarde toda mentira se descubre.
El político de mentira, es decir, el que toda su carrera se basa en conseguir votos y pasar de campaña en campaña, JAMAS llegara lejos.
El político que te precedió en el cargo quizás haya dejado problemas, búscalos y soluciónalos o te harán la vida imposible mas tarde.



Alcaldía Virtual

No es sólo que suene bien. Ni que quede moderno. Hacer que la administración electrónica sea una realidad es hacer más felices a los ciudadanos, que son votantes, y consigue además mejorar sustancialmente el funcionamiento interno de la organización.

Esas claves se han resumido por el ayuntamiento de Barcelona, líder del grupo de trabajo de Eurocities en materia de e-Gobierno en diez puntos que bien podrían funcionar como mandamientos para aquellos alcaldes que quieran estar en la punta de lanza de la nueva función pública. Son los siguientes.

1.- Hazle la vida más fácil a la gente

Lo que le importa es que el nuevo canal de comunicación funcione y además, que lo haga mejorando  los canales tradicionales. Es además buena idea empezar con los trámites que más recursos consumen, aquellos en los que el ahorro de costes y la mejora del servicio puede ser mayor (pago de impuestos, modificaciones del padrón, quejas...).

2.-Asegúrate de que la reforma tiene apoyo político

Nada de reformas partidistas. En una legislatura no te va a dar tiempo a hacerlo todo, así que llega a un acuerdo con las demás fuerzas políticas para asegurarte de que cualquiera de ellas apoya las reformas, y de que las continuará si los ciudadanos te retiran su confianza.

3.-Y de que es sostenible

Es fundamental que los nuevos canales abiertos al servicio sean sostenibles desde el punto de vista de los costes, y de su utilidad. Las gestiones a través de la Red sirven normalmente para ahorrar en el presupuesto; pero no todas las gestiones tienen por qué ser sostenibles cuando se trasladan al mundo telemático: puede que resulten más onerosas que los trámites por la vía tradicional. Del mismo modo, puede que no haya una demanda real o suficiente de los ciudadanos para que determinadas gestiones estén en Internet. Echa cuentas.

4.-Diseña una e-Estrategia

Y haz que esa estrategia sea única, y de aplicación de todas las nuevas tecnologías en todos los ámbitos de la actividad administrativa, incluido el funcionamiento interno, y no sólo en lo que respecta al e-Gobierno. Para eso, tendrás que conseguir que toda la administración trabaje alineada, y destinar recursos específicos a esta tarea. Ten en cuenta además que la integración de múltiples partes y funciones requerirá grandes y prolongados esfuerzos

5.-Utiliza un servicio que se dedique sólo a esto

No se trata de relacionar entre sí a varios departamentos de informática, sino que tendrás que crear una unidad dedicada que, aunque sea pequeña y no tenga competencias de control, sí dependa directamente de tu alcaldía, y concentre todas las tareas de coordinación y soporte de las reformas encaminadas a implantar el e-Gobierno.

6.-Utiliza una arquitectura de software común

No conseguirás que los servicios de e-Administración funcionen correctamente si no consigues que las aplicaciones en Internet actúen directamente sobre el conjunto del sistema de tu administración. Para hacerlo necesitarás plataformas centralizadas y que funcionen con una tecnología común, de manera que las herramientas se comuniquen perfectamente entre sí, hablando el mismo lenguaje.

7.-Cambia la mentalidad, y cambiarás la organización

La simple mención de las palabras "reforma de la función pública" pueden hacer temblar los cimientos de la Administración. Consigue que los departamentos y sus trabajadores comprendan que el nuevo enfoque no supone una amenaza a sus competencias, y aprueba una normativa que regule conforme a todos estos principios esa nueva organización. Ten en cuenta que el proceso será lento, y a menudo frustrante.

8.-Véndelo bien. Véndete bien

Si quieres que los servicios triunfen entre los ciudadanos tendrás que hacer que los conozcan.  Cuando ya funcionen, haz publicidad, teniendo en cuenta que cuesta dinero, y que competirás por la atención de los ciudadanos con otros servicios privados. Para terminar, asegúrate de que escuchas las quejas o las sugerencias de los usuarios para mejorar los sistemas.

9.-Despliegue muy profesional

Haz que las cosas funcionen, consigue que los sistemas no se caigan y que la experiencia del usuario sea útil, que vea resultados. Si en cualquier sistema de atención al público es importante que las cosas marchen correctamente, en los canales telemáticos aún lo es más: es posible que un ciudadano que vea frustrados sus primeros intentos de utilizarlos termine por desanimarse, y no vuelva hasta pasado mucho tiempo.

10.-Abre las puertas a la cooperación

Relaciona tus servicios con los de otras administraciones del sector público, aceptando los certificados digitales emitidos por el Estado o las Comunidades Autónomas, e integra incluso aquellos servicios que sean útiles para los ciudadanos en tus canales. Ten en cuenta además que habrá muchas tareas que escaparán a las posibilidades de tu organización, así que asóciate siempre que sea necesario. Para terminar, no cierres las puertas de partida a la colaboración privada.



Fraternalmente
Dr. Luis Romero Yahuachi
MicroRed Chicama - Ascope